lunes, 10 de agosto de 2009

Los sentimientos de José "Pepe" Mujica (por Fernando Gutierrez Almeira)

LOS SENTIMIENTOS DE JOSÉ "PEPE" MUJICA

Con fecha 7 de julio de 2009 José "Pepe" Mujica, candidato único a la Presidencia de la República por el Frente Amplio, partido que ha sido hasta ahora emblemático de la izquierda uruguaya escribe en su blog "Pepe tal cual es" un artículo titulado "Ideologías eran las de antes" (http://www.pepetalcuales.com.uy/articulo/15/). Mi cometido aquí es desentrañar los vericuetos de las afirmaciones que José Mujica realiza a lo largo de su breve discurso...

Pero antes de iniciar notemos la impronta que imprime el uso del término "Pepe" a la persona de José Mujica. Le imprime la impronta de un personaje...es decir, José "Pepe" Mujica tiene una imagen pública que rebasa la mera presencia personal de un político para ser proyectada...antes quizás de un modo espontáneo por la opinión pública, ahora quizás concientemente por su asesoria de imagen..como icono mediático. El "Pepe" es un personaje-persona o una persona-personaje que de pronto encarna la entrada a la política de una forma de ser político...¿Cual forma? Si vemos el modo en que viste, en que habla, en que es nombrado..."Pepe"...lo que con José Mujica entra a las arenas políticas es una encarnación de la imagen de lo popular. ¿Es populismo esto? No confundamos. El populismo implica también, y Juan Domingo Perón lo ejemplificó claramente, el vaivén amoral-pendular entre las distintas llaves del quehacer político con vistas a conquistar una masa amorfa llamada "pueblo" para la carrera interminable y demagógica hacia el poder (y Perón no se privó ni de los nazis). José Mujica no es un demagogo, el "Pepe" es simplemente la entrada de unos ademanes, de una conducta visible, de un comportamiento social en el plano de la vida política uruguaya que mostraba aún la escisión entre el uruguayo cotidiano y el "doctorcito" que ha pasado por la Universidad y viste de traje y corbata. ¿Se trata de un avance? Nadie lo puede decir...porque por un lado parece un decaimiento de las exigencias de la vida publica hacia la vulgaridad autoasumida como metodo y forma de existencia...aunque por el otro parece ser un retorno a la naturalidad de la expresión cotidiana aún en los ámbitos que con su artificiosa formalidad, y el ámbito político se encuentra hoy entre ellos en Uruguay, parecen dejar de lado a los que no logran la impronta de esa artificiosa formalidad. Lo que me temo es que caigamos como ya ha ocurrido en la política argentina, en una vulgarización sistemática de la imagen publica de los políticos uruguayos, en una imposición de lo cotidiano hasta el punto de convertir la informalidad como reto en una informalidad exigida que destruye toda formalidad. Pero...y ya lo tengo en cuenta...se ha visto a Mujica muy atendido en cuanto a que se le prodigará traje y corbata para sus viajes al exterior...y quien sabe si no entra luego esa imagen suya en el molde de un formalismo a medias que restrinja el peligro que conlleva su actitud mediática...peligro de que lo vulgar termine ignorando la forma, la elegancia, la medida, la exigencia de la oratoria y el respeto a la audiencia. Ah...en esto veo, como en todas partes, el avance del informalismo sobre la disciplina descoyuntada y envejecida que terminó esterilizandose por su uso indebido...avance que quizás más tarde, o ahora mismo en mi discurso, obligue a una recomposición dialéctica de lo disciplinario. Ya sufren esta recomposición los representantes del Frente Amplio al tener que admitir a su manera la necesidad de la "Mano Dura" en cuestiones de delincuencia. En efecto, la dureza no está de más.

Ahora sí...vayamos al texto...Dice Mujica: "¡Cómo se extrañan los viejos tiempos cuando entender la sociedad y el mundo parecía un boleto! Si tenías carné de izquierdista entonces la tenías fácil: ¡muera el imperio, arriba el Estado, abajo la empresa privada, gloria a los sindicatos! Pero ahora la cosa está brava y los papeles se te queman cuando el imperio pone a un negro de presidente, o cuando el Estado es pesado y haragán, o cuando la empresa es Botnia o cuando el sindicato es ADEOM."

Comentario: ¿Ha cambiado la realidad concreta de la explotación del hombre por el hombre? ¿Ha disminuido en lugar de acrecentarse monstruosamente la inequidad, la injusticia, en el orbe? ¿Terminarónse los crimenes contra la humanidad, el hambre masiva, las atrocidades cotidianas en todas partes, a todas horas? No, no y no. En lugar de referirse a esta verdad incontestable, la verdad de que la injusticia, la explotación, el dolor humano, persisten, y se han vuelto aún más irracionales en la medida en que la riqueza y la capacidad humana para subsanarlos es paralelamente mayor...José Mujica retrocede y entiende que los "papeles se han quemado" y que los gestos mediáticos como el ascenso de un presidente negro en Estados Unidos, el ascenso del bailarín Obama, o las trabas del ejercicio público, o la presencia ineludible de las multinacionales y sus voraces intereses, o el amarillismo sindical...en cuanto existen ya destruyen la posibilidad de que el discurso político se dirija con sencillez hacia el señalamiento de la injusticia brutal que aún reina frente a sus ojos. Un ex-guerrillero, antes obnubilidado por la lectura unilateral de la realidad bajo la égida del pensamiento marxista...no ve ahora que el socialismo ha sido mucho más que Marx, no ve ahora que las exigencias de justicia social han sido muchas más que la de los ex-guerrilleros...y cree que por la consunción de la ideología marxista ya no existen más que "papeles quemados". Pero las ideas revolucionarias tienen larga data y todas han apuntado hacia la universal pacificación de la vida humana...Libertad, Persona, Soberanía, República, Pueblo, Fraternidad, Justicia...en cuanto ideas portadoras de una luz hacia el futuro...¿se han convertido en "papeles quemados"? He aqui lo que el desenfreno de una sola manera obtusa de mirar el mundo y de actuar en el mundo genera: la contrapartida de la desilusión que destruye el impulso hacia el cambio, la reforma, la busqueda de nueva vida en nuevas formas.

Sigue diciendo el "Pepe":"Por lo que prefiero pensar el asunto en otros términos: izquierda y derecha; hoy y aquí, se corresponden bastante con generosidad y egoísmo. No estoy diciendo que yo sea generoso sino que busco una sociedad más generosa.¿Te parece que soy un simplificador?"

Comentario: Ya quemados los papeles solo queda el gesto, la sonrisa dadivosa...la "generosidad" de querer una realidad más generosa...ni siquiera la generosidad en si misma que eso ya es también ir demasiado lejos en dirección a un mundo de ideas en cenizas y se parece a la caridad. Esto vendrá a ser la izquierda a partir de ahora según Mujica, esta suave seda de la palabra generosidad, este resbaloso sentimentalismo político. Y yo he de preferir, si he de votarlo, la suave seda de su generosidad remarcada con cotidianismos a la fria avaricia del derechista. En realidad, estimado Pepe, no puede cubrirse el cadaver de las ideas que matas y reduces a papeles quemados con el velo del sentimentalismo. El ser humano es espíritu y en cuanto espiritu construye su realidad simbólicamente, pensando...estableciendo el margen y la potencia de las IDEAS. Sin ideas te has agotado, sin ideas solo te resta un amorfo sentimiento impotente. ¿Has revuelto ya los libros? Revuélvelos mil veces porque mientras tanto, ya se sabe, los explotadores que si existen, los empresarios que si siguen defendiendo sus intereses contra la miseria de los asalariados...seguirán creando sus lacalles y lacayos para asumir el poder y determinar el destino. ¿Qué me ofreces? ¿Me ofreces el estado de bienestar? ¿La felicidad de las mayorias? Pero si lo que todos queriamos era Justicia, lo que queriamos era que a cada cual le tocara en beneficio según su MERITO. Pero no...da lo mismo esto o aquello...Y ya terminaremos diciendo que da lo mismo SER DERECHO QUE TRAIDOR, con tal de que haya circo,pan, manteca y cañones. La ética, siguiendo tu estilo oratorio, estará cada vez más "al pedo"...¿y la estética también?.

Dice Mujica:
"El zurdómetro que yo uso es pragmático, no ideológico, porque sólo es sensible al dolor y a la alegría del bicho humano."

Comentario:¿Voy a negar que el sentimiento patentiza en su trasfondo el alto contenido de las ideas? No, lo que voy a negar es que pueda calibrarse la realidad humana con sensiblería política, con buenas intenciones, con la simplicidad que hay en distinguir entre dolor y alegría. Hay dolores que se reciben con alegría, hay alegrias que nacen del dolor. Ese zurdómetro, por lo tanto, sigue siendo nada más una maquinita ultrasimplificadora de la complejidad enfrentada, una maquinita que esquematiza como lo hacian los esquematismos de Marx y para peor con una vaciedad retórica creciente. ¿Porqué apresurarse a reducir el conflicto humano a una magnitud medible mediante este patético zurdómetro? Volvamos a leer a los filósofos que forjaron revoluciones...volvamos a pensar en la sangre derramada por la vida de la República, por la luz de la Razón, por el establecimiento de la Justicia, por el sueño de la Cooperación Universal...y aunque no bebamos de esa fuente con igual idealismo, porque no volveremos a ser vampiros ideológicos del martirio...volvamos a sentir que las ideas son necesarias porque son las únicas herramientas con las que se construye futuro. Además, lo cierto es que las ideas son más que ideas...son portales por los que miramos en perspectiva la realidad y a través de las cuales pasa nuestra acción. ¿Como habrá justicia si solo tenemos un vago sentimiento de generosidad? La diferencia entre los razonables y los idiotas morales sigue en pie...los razonables llevan en sus estandartes ideas y proyectos aún cuando sepan que las ideas y proyectos no se imprimen sobre la materia de un dia para el otro...los idiotas morales tienen la mente enredada en los intestinos de su ego...y ciertamente aquí y en todas partes los idiotas morales siempre aspiran al poder.

Fernando Gutierrez, filósofo uruguayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario